Hermanos López Professionelles TanzCenter GmbH

?>

La familia López: Todo Pasión desde pequeños

Sin embargo, la conexión entre Leonor, Marcos y la Danza Española y el Flamenco no viene de la nada. La Danza – desde siempre – ocupa un lugar muy especial en los corazones de los miembros de la familia López. Varios artistas, tal como Antonio Gades, Carmen Amaya, Antonio el Bailarín e otros lograban de encender el fuego de fascinación, alegría y pasión por el baile. Lo hicieron de una manera de que en los años siguientes se convirtieron en inspiración e ídolos para los hermanos Leonor y Marcos. Una gran sonrisa alumbra sus caras al recordarse de una anécdota de la época en la que la película Carmen – producido por Carlos Saura y con Antonio Gades y Cristina Hoyos como protagonistas – estaba accesible en venta por primera vez. Su madre, sin demora, se la fue a comprar en el negocio de al lado, aunque no tenían el VCR reproductor requerido para poder disfrutar del vídeo. A las pocos semanas – tras haberlo adquirido – la familia se volvió loca con aquella película y el flamenco.

1986: Leonor y Marcos participando en el show Musicland en la Television Suíza con sólo seis – respectivamente – diez años.

1987: Los Hermanos López en la feria de Basilea (muba)

1988: Leonor y Marcos en el programa Mikado en la Television Suíza

1989: Bailando en Schlieren, Zürich

Dado el valor especial de la Danza Española para los López no es muy sorprendente que Leonor y Marcos empezaron a bailar cuando aún eran chiquillos de cuatro y ocho años. Las primeras veces bailaron juntos en eventos y fiestas de la comunidad española. Fue entonces que los dos empezaban a desarrollar su gran pasión por la danza. Pocos años después Leonor y Marcos comenzaban con sus estudios de la Danza Española y del Flamenco en Madrid. Durante los años de formación – y sobre todo posteriormente – los Hermanos López tuvieron numerosas comparecencias; Por ejemplo bailaron en el teatro nacional en Berna para el consulado general de España y tuvieron emisiones en la televisión suiza al igual que en la televisión española. Mientras tanto constantemente trabajaron en su desarrollo personal como bailadores, enfocándose sobre todo en técnica y expresión.

2006: Recital en el Teatro Nacional en Bern

2011: Los Hermanos López bailando para el Cónsul Español en la Sala de Cultura y Congreso en Aarau.

2011: Bailando en Kloten – celebrando el Año Nuevo acompañado por el grupo Brass Band Eglisau. Organizado por la comisión de cultura de Kloten, Zürich.

En 1999 los dos tomaron una decisión determinante en respecto a su futuro: Leonor y Marcos decidieron a concentrarse principalmente en transmitir sus conocimientos de la danza, su experiencia y sobre todo su pasión a la próxima generación de bailarines. Después de seis años cumplieron un sueño al abrir la primera escuela de baile en toda Suiza ofreciendo formación de danza APDE – certificado por la Cátedra de Flamencología en Jerez de la Frontera. Haciendo así, han dado la posibilidad a más de 70 estudiantes a aprender el arte de la Danza Española – consistiendo del Flamenco, la Danza Estilada, las Danzas Regionales y la Escuela Bolera. Dado a su significativa influencia en el mundo de la danza, el Ballet también es parte de la formación. El hecho de que al día de hoy cinco estudiantes han podido graduar les llena con orgullo y les da mucho satisfacción a los hermanos Leonor y Marcos.

2018: Leonor López durante preparando los estudiantes para la clase de ballet

2018: Marcos López y un grupo de estudiantes practicando el uso de las castañuelas en una clase de Flamenco

A parte de la formación profesional los Hermanos López también ofrecen clases para niños, novatos y jóvenes que gustan del baile como pasatiempo. Independientemente del curso, los objetivos siempre son los mismos: Con lecciones profesionales y mucha pasión afinar la técnica e enfocar el fuego por el baile. Para ello toda la familia invierte muchísima energía, motivación y dedicación a diario. Mientras Leonor y Marcos se ocupan de las lecciones y la gestión de la escuela de danza, la madre diseña y cose las vestidos para los shows. También el padre es muy involucrado en la escuela y aporta en todo lo que puede. Ya ven, no hay quien separe la familia López y el Flamenco, porque lo viven!

Mamá y papá López en la escuela de danza en Embrach, Zürich